La Nueva Realidad

Comunicados

Índice de Precios al Consumo (IPC)
La inflación o sea el IPC entre enero y junio del 2020 registra un acumulado de 6,79%

Índice Medio de Salario Nominal (IMSN)
El IMSN entre enero y mayo del 2020 registra un acumulado de 5,05%

De los 152 grupos de Consejos de Salarios, la mayoría tienen fijado un aumento correctivo de la inflación a partir del 1 de julio de este año. En promedio, se estima que ese incremento va a rondar el 3,5%. A modo de ejemplo, recientemente se conoció el aumento que se otorgará a empleadas domésticas que ronda el 3%. Se espera que otros grupos sigan esta misma pauta. Esos aumentos impactarán en el IMSN del 2020, y serán el último impulso que tendrá este índice en lo que queda del año, por lo tanto, será fundamental para determinar el incremento que tendrán las jubilaciones y pensiones a inicios del año próximo. Con una inflación que seguramente rondará el 10% a final del 2020, estos aumentos determinarán si habrá pérdida del poder de compra o al menos un empate.
Para enero del 2021, la pauta aprobada por el Consejo Superior Tripartido indica que se dará un aumento del 3% que puede alcanzar el 4% para los salarios más sumergidos (menos de $23.000 aproximadamente). Si se trata de sectores de actividad que atraviesan dificultades, el aumento se podrá postergar hasta abril (por ejemplo: comercio, industria en general, sector rural o servicio doméstico o cualquier otro sector) aunque se debe tener encuentra que no se ha detallado que se entiende por “dificultades”. Puede ser caída en las ventas, pérdida de puestos de trabajo, dificultades para exportar u otro tipo de problemas.
En junio del 2021, al cumplirse un año de este período puente que se acordó ahora en el Consejo Superior Tripartido, habría un nuevo ajuste, que dependerá de la inflación del 2021 y de la recuperación económica que muestra el PBI y al que se le deberá descontar el aumento del 3% que se dio en enero. Entonces, por ejemplo, si en enero el aumento fue del 3%, la inflación acumulada entre enero y junio 2021 es 7% y el productor bruto interno se redujo un 2%, el aumento sería 7% (inflación) menos 3% (aumento enero) menos 2% (reducción del PBI) es decir, un 2% definitivo.
A partir del 1 de julio de 2021, se iniciaría una nueva ronda de consejos de salarios, donde se comenzaría a negociar una recuperación salarial que debería efectivizarse a partir del enero del 2022. A pesar de estas declaraciones de intenciones, nadie sabe muy bien que lineamientos se piensan dar, desde el poder ejecutivo, para que eso se haga efectivo. Sin dudas, la movilización social será indispensable para poder consolidar un escenario de negociación que sea favorable a los intereses de los jubilados, pensionistas y trabajadores.
Si la situación de cara al aumento del año 2021 parece compleja, más difícil asoma el panorama de cara al 2022, donde la movilización, la militancia, el fortalecimiento de ONAJPU y la unidad de las organizaciones sociales y gremiales serán fundamentales, de cara a defender los derechos conquistados.

Saludos,
Sixto Amaro
Representante de Jubilados y Pensionistas en el BPS